Seguidores

viernes, 1 de julio de 2011

Capítulo 5- Revolviendo recuerdos.






Volteé, y detrás de mí se encontraba Zack. Sus ojos azules, como un lago de agua azul, brillaban. Se acordaría el también. Tampoco quise preguntarlo, ya que el no creo que ni se acordara de que cenó ayer. El, sin saber que mas decir a mi xpresión, soltó una risita alegre. No dudé en dar media vuelta, y dirigirme de nuevo a la cabaña. El, agarró mi brazo, obligándome a parar.

-Que ocurre, no...no quieres ir a la cabaña?-pregunté, sin detener mi camino.

-Bromeas? Ya no te acuerdas de este sitio?

-Creo...que si, pero no te creas es...-me interrumpió.

-Enterramos un tesoro aqui de niños, ya lo recuerdo... Al lado de el arbol embrujado!

-El arbol, que?-pregunté

-Sígeme-ordenó, sin soltarme la mano.

Nos dirigimos a un extraño arbol, con las ramas caidas. Un intenso olor a hierba buena me impactó. El, siguió escabando en un rincón, de aquel arbol. De el, sacó un extraño cofre, con nuestros nombres inscritos. La abrió. En el, habían trastos y juguetes, únicamente viejos.

-La cabeza de la barbie- reí

-Y mira, recuerdas esto? se lo robamos a Ryan el de 2º, bueno se lo robaste tu- rió.

-Ya recuerdo... Pero, no recuerdas, nada mas?

-Más?

-Si...Ya sabes este lago, este arbol...Ehm... Olvídalo, no tiene la menor importancia-cambié de tema-Aun esta aquella heladería?

-Freezze Strep?-preguntó.

-Exactamente

-Si, solia ir cuando te fuiste, Lami, aun se pregunta por tí. Le alegrará verte-dijo levantándose del suelo

En efecto, fuimos a Frezze Strep, donde se encontraba en el centro de la ciudad. Era un tipo de bar de zumos y refrescos, helados y bollería. Estaba bastante bien, sobre todo Lami, el propietario. Era un hombre mayor, de unos 60 años.

Llegamos a Freezze Strep en menos de 5 minutos. En efecto, Lami servía sus alucinantes refrescos recien hechos.

-Que ven mis ojos! Emily, eres tu?-preguntó, saliendo de la barra.

-Lami!-me abalancé a abrazarlo

-Dios mio pequeña.. digo, mayor! como has crecido nena! cuantros años tienes?

-Catorce- contesté.

-Dios mio, pero que guapa que estas echa! Va, el tio Lami te invita a u buen helado!

-Gracias!

-Dios mio Zack! Cuanto tiempo sin verte la cara!Que tal te va?

-Genial, muy bien.

Lami, nos invitó a unos batidos realmente muy refrescantes, y dos helados. Salimos rebentados de azucar. Aun asi, seguimos con las bicicletas. Zack, saludaba a todo el que pasaba por la calle. A mi, me parecía alguien raro, ya que de pequeños recuerdo que era lo contrario. Aun así, siempre supe que seria un buen "Chaval".

De nuevo, caminamos por el vorde de la playa *Coliman* una playa muy cristalina.

Jugamos con la arena, caminamos, corrimos... Fue genial. Hasta que tuvimos que irnos de nuevo a mi casa.

-Robert?-dijo Zack.

-Zack, espero que ayas cuidado de mi hija.-contestó a Zack

-Papa.-contesté, cerrando la puerta de la cocina.

Salimos al porche, para que mi padre no molestara.

-Mire... Emily-dijo mostrandome una cajita.

-Que es?

-Es tu anillo, te lo dejaste en mi casa, y desde entonces lo tengo siempre ahi. Ahora, solo pido.. Porfavor, no desaparezcas.

-Eso aré-contesté, sellando nuestro trato con salivas.

- - - -- - - - - - --  - -

Capítulo resubido de mi blog: http://renesmeehistoria.blogspot.com/

Gracias!

CarmenK

2 comentarios:

  1. awwwwww que tierno... me gusta mucho la historiaaa

    ResponderEliminar
  2. se ve que esta enamorado pero que a passado con anna

    ResponderEliminar